¿Por qué se oculta el salario en las ofertas de trabajo?…

Ofertas de empleo sin indicar salario, tipo de contrato, empresa. ¿Qué esconde esta práctica?, ¿Facilita la contratación o, todo lo contrario?

Tan sólo una de cada cinco ofertas de trabajo (un 20%) reflejan el salario o, el intervalo del mismo. Además, se trata de un tema «tabú» que no se suele comentar en las primeras entrevistas, por lo que hasta no tener una segunda oportunidad no conocerás el salario ofrecido y lo que es más intrigante, el tipo de contrato que, en algunos casos suele ser de «falso» autónomo, eventual, etc. ¿Qué supone esto para el candidato y para el reclutador?.

«Empresa líder en su sector selecciona candidato para posición «X», jornada a determinar, salario según valía, contrato se indicará en la entrevista. Requisitos: inglés bilingüe, ingeniería, disponibilidad para viajar y al menos un 33% de discapacidad. 

Los candidatos deberán postular aún sin conocer salario, tipo de contrato, etc.

¡El candidato deberá hacer un salto de fe. Mientras tanto, los reclutadores escudriñarán las RRSS de sus candidatos para conocerles en profundidad. Esto genera una gran desventaja a la hora de preparar una entrevista o, de valorar una oferta de trabajo.

Pero me surge una duda: ¿ocultar datos de salario, etc., reduce el impacto de las ofertas publicadas?. Pues según Infojobs¡rotundamente SÍ!, los porcentajes de rechazo de este tipo de ofertas incompletas, son:

○ El 38% de los candidatos descarta ofertas que no muestran el nombre de la Empresa.

○ Un 35% de los candidatos no valoran ofertas sin tipo de contrato o, duración del mismo.

○ En cuanto a no mostrar el salario, el 28% de las personas ocupadas y un 21% de los desempleadosrechazan ofertas en las que no se muestra el salario.

1ª Conclusión: los candidatos recelan de este tipo de ofertas y no participan. 

Y… ¿qué opina tanto RRHH, como los Reclutadores?Cada vez son más los profesionales que muestran abiertamente su disconformidad con este tipo de prácticas, ya que publicar ofertas «opacas» afecta a la dinámica de la entrevista y al entrevistador, el cual preferiría centrarse en encontrar al perfil idóneo con una mayor transparencia.

No es poco habitual encontrar perfiles que encajan con el puesto ofertado pero que, llegados al punto del salario o del contrato, el candidato rechaza el puesto al no encontrar las condiciones que buscaba, sobre todo en el caso de candidatos en activo. Por otro lado, ocultar deliberadamente el salario (o un intervalo) en una oferta, provoca que el candidato esté más pendiente de averiguar su futuro salario que de otras cuestiones más importantes para el Reclutador.

Además, se considera que, ocultar el salario en las ofertas de trabajo, es sinónimo de salarios bajos, lo cual conlleva una pérdida de posibles candidatos con alto potencial.

2ª Conclusión: los reclutadores prefieren la transparencia y centrarse en el candidato.  

Entonces, ¿Por qué las Empresas se empeñan en ocultar datos tan determinantes a la hora de captar talento para cubrir sus vacantes?. Pues en este punto cabe diferenciar entre Empresas Tecnológicas o no, ya que las primeras tienden a hacer público los salarios en sus ofertas, mientras que las segundas lo evitan a toda costa.

Existe una creencia generalizada, sobre todo en «sectores tradicionales» que, consideran una ventaja ocultar el salario en sus ofertas de trabajo por los siguientes motivos:

✔︎ Evitar a toda costa que su competencia conozca los rangos salariales de su Empresa.

✔︎ Impedir que sus propios trabajadores accedan a datos salariales de contratación y puedan comparar con los suyos. A pesar de que las nuevas contrataciones ganarán menos…

✔︎ Limitar el poder de negociación de los candidatos, a los cuales sí se les pregunta por sus expectativas salariales o anteriores salarios, ¡curioso!, ¿no?.

✔︎ Preservar el derecho a la intimidad del candidato, evitando que sus futuros compañeros conozcan su salario de entrada.

✔︎ No necesitan hacerlo. ¡Así de sencillo!, en un mercado laboral con altos índices de desempleo, las empresas creen que esto no frenará a los candidatos.

3ª Conclusión: ¡las Empresas no consideran esencial publicar el salario!.


En resumen, cuando publiques una oferta de trabajo, deberás elegir entre:

1º- Ser transparente y abrir las puertas en búsqueda del talento.

2º- Mantener tu poder de negociación y excluir al 28% de los candidatos.


Si eliges la 2ª opción, siempre puedes recordar que, KFC rehusó contratar a Jack Ma (Alibaba), de las 24 personas que se presentaron al puesto sólo él fue excluido, ¡menudo ojo!.

Antonio J. Casado

Opiniones desde el respeto.

7 ¡Gracias! por recomendar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 2 =